Marilyn Monroe, una excusa para hablar de arte pop

Ya sea que hayas visto “Blonde” la película que se estrenó recientemente (sí, la que protagoniza Ana de Armas), que hayas leído del aniversario de los 60 años de su muerte o te hayas enterado del récord en ventas que rompió una pintura de su rostro este año (de lo que hablaremos en un momento), la actriz americana Marilyn Monroe se encuentra, nuevamente, en boca de todos.

La también cantante, quien a los 36 años murió de una sobredosis, no sólo es conocida por su gran talento en la pantalla grande, sino también por convertirse en un símbolo del glamour de Hollywood durante los años 50. Hoy, aunque no hayamos visto alguna película de ella, su rostro nos sigue resultado familiar y fácilmente reconocible, esto se debe, en parte, a obras que no tienen nada que ver con el cine y que más bien podemos encontrar en museos.  

¿A qué nos referimos cuando hablamos de arte pop?

El arte pop es un movimiento que, aunque inspiró a artistas de distintas partes del mundo, fue mayormente producido por creadores ingleses y americanos durante las décadas de los 50 y los 60.

En él, los artistas, quienes sentían que lo que veían en los museos no estaba relacionado con sus vidas, utilizan como inspiración objetos de la cultura popular de la época, como celebridades o productos de moda (Coca-Cola está presente, por ejemplo, en distintas obras), y los representaban usando técnicas más relacionadas con la publicidad y la producción masiva que con las disciplinas artísticas tradicionales.

Pensemos, por ejemplo, en las latas de sopa Campbell´s y en la imagen que seguramente hemos visto impresa en bolsas y pósters. Andy Warhol (uno de los máximos representantes del movimiento) tomó este objeto cotidiano y que él consumía diariamente y lo convirtió en una de las obras de arte moderno más conocidas.

Cítalo

“Simplemente me gustan las cosas ordinarias. Cuando las pinto no trato de hacerlas extraordinarias. Sólo trato de pintarlas ordinarias-ordinarias”

Andy Warhol

Marilyn rompe récord de ventas

El 9 de mayo, “Shot Sage Blue Marilyn”, uno de los 4 retratos de Monroe realizados por Warhol, hizo historia cuando se vendió por 195 millones de dólares durante una subasta en Christie’s, lo que la convirtió en la obra de arte del siglo XX más cara de la historia. Todas las ganancia serán para la Fundación de Thomas y Doris Ammann, que se dedica a establecer programas educativos y de atención médica para niños de todo el mundo. 

Las distintas caras del ícono de Hollywood

“Marilyn Monroe, I” de James Rosenquist 

Impactado por la muerte de la actriz, el artista estadounidense creo un retrato fragmentado e invertido de Marilyn, el cual combinó con la tipografía y el logo de Coca-Cola.

“My Marilyn” de Richard Hamilton

La obra de este artista inglés fue realizada usando fotografías de la artista que fueron publicadas en 1962 en la revista Town.

“Colour Her Gone” de Pauline Boty

La pinturas de esta artista inglesa, muestra a una Marilyn más casual, sonriendo y menos sexualizada.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Suscríbete
Aquí

Estás a un click de comenzar a recibir Arteando

 

Recibe Noticias

 

Arte para los inexpertos